15 min de ejercicio como norma basica

XXXLimagenEn esta época en que los conocimientos más elementales necesitan de “sesudos estudios” para ser aceptados, el riesgo más inmediato es que lo obvio se eleve a la categoría de “descubrimiento científico”.

Hace algunos años (no muchos, por cierto), no era necesario tener un doctorado de una prestigiosa universidad estadounidense o europea para poder afirmar, categóricamente, que la actividad física y una buena alimentación eran la mejor forma de evitar la obesidad en los niños.

Hoy, sin embargo, las cosas han cambiado. La práctica científica “basada en evidencias” pide, exige, pruebas concretas de todo lo que aspire a ser predicado como verdad… aunque dichas pruebas hayan estado frente a sus narices desde hace mucho tiempo. Para muestra, la siguiente información, publicada en la revista de la Public Library of Science, PLoS Medicine, y difundida por la agencia Reuters.

Investigadores británicos y estadounidenses realizaron un estudio con más de cinco mil niños con una edad promedio de 12 años, los cuales tuvieron que colocarse un sensor de movimientos para medir su actividad física. Los científicos llegaron a una “sorprendente” conclusión: los niños que se ejercitaban eran menos propensos a la obesidad, y que (tal vez éste sea el mayor descubrimiento), los pequeños momentos de actividad intensa serían los más útiles.

Los resultados de la investigación mostraron que los menores que hacían 15 minutos al día de ejercicio moderado, equivalente a una caminata breve, eran un 50 por ciento menos propensos que los chicos inactivos a ser obesos. “Los datos sugieren que una mayor intensidad de actividad física sería más importante que la actividad total”, informó el equipo a cargo de Andy Ness, de la University of Bristol.

Los datos pueden ser interesantes, sin duda, pero lo más sorprendente es la capacidad de sorpresa de algunos investigadores, véanse si no las declaraciones de Chris Riddoch, de la Bath University de Gran Bretaña: “Este estudio provee una primera evidencia fuerte sobre la relación entre la actividad física y la obesidad en los niños (…) Sabemos que la dieta es importante, pero lo que esta investigación nos dice es que no debemos olvidarnos de la actividad. Realmente fue sorprendente para nosotros cómo incluso las pequeñas cantidades de ejercicio parecen tener resultados drásticos”.

La relación ejercicio-obesidad, señalaron los investigadores, “sugiere que incluso un incremento modesto, de 15 minutos de actividad física moderada a vigorosa, provocaría una importante reducción de la prevalencia de sobrepeso y obesidad ”.

No se trata de demeritar la investigación científica seria, pero tampoco de venir a decir que se acaba de descubrir el hilo negro. ¿De verdad era necesaria una investigación de este tipo para concluir que el ejercicio es una forma de evitar el sobrepeso? Piénselo querido lector

XXXLimagen LaSalud.com.mx

separador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s