Promenadología : la “ciencia del paseo”

XXXLimagenEl catedrático alemán Martin Schmitz es el único docente universitario que imparte “La ciencia del paseo”, que analiza al hombre y a su entorno, en la Universidad de Kassel, en el estado de Hessen.
Schmitz, de 50 años, tiene un trabajo de ensueño, ganando su salario gracias a lo que para muchos constituye una actividad de ocio y disfrute: el paseo por la naturaleza.

Pero la ciencia del paseo o “promenadología”, como se conoce en Alemania, poco tiene que ver con vagar de forma ociosa por el campo.

El objetivo de la cátedra es que el paseante obtenga una percepción muy conciente del medio ambiente y para ello es necesario una gran concentración.

Finalmente, los avances hechos en el estudio de esta asignatura cambiarán tanto al hombre como al mundo, explicó Schmitz a medios alemanes.

Para iniciar el aprendizaje de esta ciencia es necesaria una alienación y olvido de nuestra tradicional percepción y una concentración en la del mundo que nos rodea, dice.

Otro tema que estudia esta ciencia es la contradicción entre la búsqueda del hombre de parajes idílicos frente a su cada vez más frecuente aspiración a seguir viviendo en ciudades o mudándose a ellas, en vez de quedarse en el campo.

La primera revolución la supuso el ferrocarril, que permitió a los hombres desplazarse con rapidez a través de ese medio y estrechó inevitablemente la forma de contemplar el entorno.

El experto explicó que el hombre moderno seguramente no capta detalles al pasear, que sus predecesores habrían percibido con toda certeza.

La invención del automóvil continuó esa revolución, que se encuentra ahora en su cumbre gracias a la existencia de vuelos aéreos de bajo costo que permiten viajar rápidamente a casi cualquier parte del mundo y a los que muchos ciudadanos tienen acceso.

Otros factores que están cambiando la percepción del entorno es el navegador por la web, Google Earth, que permite observar fotografías de cualquier parte del mundo, y el GPS, el sistema de posicionamiento por satélite que indica como llegar a cualquier parte del mundo.

El experto de la Universidad de Kassel apuntó que estas herramientas virtuales permiten encontrar más rápido sin tener que buscar y, por tanto, que ver.

Existe la impresión de que los paisajes no son lo que eran, pero quizá es que no se perciben de la misma forma.

La curiosa asignatura fue fundada por Lucius Burckhardt, un ciudadano suizo que la inventó en los años 80 a partir de elementos de la sociología y del urbanismo y que se dedicó a su enseñanza hasta su muerte hace cuatro años.

La cátedra se quedó sin profesor hasta el año pasado, cuando el que fuera alumno de Burckhardt, Martin Schmitz, la asumió.

Schmitz estudio con el fundador de “La ciencia del paseo” a comienzos de los 80. Culminó sus estudios con una tesis sobre “La comida ambulante en la ciudad”, que dio origen a uno de los libros modelos del estudio: “Salchicha al curry con patatas fritas: sobre la cultura de los puestos callejeros” .

playa

palmeras

mar

La salchicha con salsa de tomate dulce (ketschup), espolvoreada con curry rojo, y con papas fritas de guarnición es en Alemania una comida muy popular y barata entre la población. Schmitz advirtió sobre una simplificación del medio ambiente, “a lo Disneylandia”.

Denunció que el ser humano actual ha olvidado “ver” el entorno y que se conforma con dos o tres pilares como la playa, palmeras y el mar (o montaña, bosque y nieve, en otro caso) para sentirnos inmersos en la naturaleza.

Sin embargo, indicó, el hombre no atiende ni percibe los detalles, que se convirtieron en superfluos. Por eso las zonas de vacaciones están hechas hoy en día a medida del imaginario colectivo natural de sus visitantes.

¿Qué puede hacer la ciencia del paseo frente a ese hecho? Conseguir que el hombre abra los ojos y recupere mentalmente el mundo que le rodea, indicó el catedrático.

“Las personas deben simplemente volver a percibir este cine natural, con secuencias como el cambio climático”, explicó Schmitz.

Una tarea que no resultará fácil en una sociedad que habla de una ola de frío cuando se enfrenta a diez grados bajo cero en invierno y que habla de lluvias torrenciales cuando caen precipitaciones normales.

Existen además cambios en los hábitos diarios que pueden ayudar a cambiar la percepción, como usar la bicicleta en vez del coche o recorrer a pie el camino que se hace en automóvil, para experimentar cómo los ojos perciben un mundo completamente distinto, agregó.

También recomendó más simpatía por el riesgo y que la gente se atreva a explorar caminos desconocidos, algo que puede pasar, simplemente, por apagar el navegador por satélite del automóvil.

XXXLimagen Estudian en Alemania la “ciencia del paseo”

separador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s