Refraccion negativa, base para “manto de invisibilidad”

Unos investigadores de física aplicada Henri Lezec, Jennifer Dionne y Harry Atwater, del Instituto Tecnológico de California, han logrado idear una manera de hacer que la luz visible viaje en la dirección opuesta a la que normalmente toma al pasar de un material a otro, como por ejemplo del aire al agua o al vidrio. El fenómeno se conoce como refracción negativa, y, en principio, podría ser utilizado para construir microscopios ópticos para la obtención de imágenes de objetos tan pequeños como las moléculas, e incluso para crear dispositivos de enmascaramiento capaces de volver invisibles los objetos sobre los que se aplicasen .

(NC&T) Los han logrado construir con éxito un material fotónico con una nanoestructura especial, que crea un índice de refracción negativo en la región azul-verde del espectro visible.

El nuevo avance ha sido posible gracias al trabajo del laboratorio de Atwater en la plasmónica, un campo científico emergente basado en “comprimir” la luz con materiales especialmente diseñados, para crear una onda conocida como plasmón. En este caso, los plasmones actúan de manera algo similar a las ondas que se propagan por la superficie de un lago, llevando la luz a lo largo de una superficie de nitruro de silicio cubierta con plata y luego a través de un prisma nanométrico de oro para que la luz vuelva a entrar en la capa de nitruro de silicio con refracción negativa.

Aunque el proceso no es igual al empleado para obtener la refracción negativa en las microondas y la radiación infrarroja, funciona.

Con este descubrimiento parece posible crear una superlente que pueda superar el límite de difracción. Con esta lente se podrían ver claramente el ADN y las moléculas de proteínas por observación directa, sin tener que usar un método más complicado, como la cristalografía de rayos X.

Más fascinante aún resulta la posibilidad de una “capa de invisibilidad” óptica, que al envolver un objeto curvase la luz de tal modo que los rayos que incidieran sobre ella se acabasen reenfocando a la perfección en el otro lado, como si hubieran seguido un camino rectilíneo sin obstáculo alguno. Este efecto dotaría de una invisibilidad perfecta al objeto envuelto por la capa, de un modo que recuerda al sistema de camuflaje de las naves Klingon en la serie Star Trek

XXXLimagen Refraccion negativa de la luz visible, base para “manto de invisibilidad”

separador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s