Juzgan a tres médicos por amputar un pie a una paciente

XXXLimagenJuzgan a tres médicos de la Seu d’Urgell por un error que costó un pie a una paciente , en el Juzgado de lo Penal número 2 de Lleida que se enfrentan a una condena de dos años de privación de libertad, un año de inhabilitación para el ejercicio de la medicina y una indemnización de 60.000 euros tras ser acusados de una imprudencia profesional que acabó con la amputación de la pierna de una paciente.

Los hechos se remontan al 19 de abril de 2002, en aquella fecha la citada paciente acudió a la consulta del Cap y fue atendida por el doctor José María P. La denunciante se había cortado una dureza del pie y desde entonces no se encontraba demasiado bien. La paciente, supuestamente, le había asegurado que tenía frialdad en las extremidades. El doctor observó que tenía inflamación, infección e isquemia y le preguntó que cuando había sido la última vez en que había ido al médico a lo que ésta respondió: “Hace más de 20 años”. Según la denunciante, el doctor no comprobó si la mujer, después de 20 años de no consultarse por ningún doctor, era diabética y los síntomas no eran más que signos que disgnosticaban el llamado “pie diabético”. El doctor no solicitó que se le practicara un análisis de orina a la paciente, con lo que se hubiera detectado la diabetes, y le recetó antiinflamatorios.
Tres días más tarde, el 22 de abril, la mujer no podía aguantar el dolor y vuelve de nuevo a la consulta médica. En ésta ocasión, fue atendida por la doctora Griselda P., según la mujer, la profesional no la exploró y, presuntamente, no vio ninguna justificación para efectuarle una analítica. Griselda P., siempre según la versión de la denunciante, derivó a la paciente al cirujano bascular con carácter preferente, lo que conlleva a una espera de al menos un mes.
Al día siguiente, el 23 de abril de 2002, la denunciante se dirige directamente a urgencias del Hospital de la Seu. En aquella ocasión, fue atendida por la doctora Yolanda C. la cual si que le practica una analítica que, presuntamente, se queda en el ordenador del hospital sin que ningún médico la revisara. La doctora le diagnostica una simple inflamación y la deriva a su domicilio.
Seis días más tarde, el 29 de abril, la enferma regresa de nuevo al hospital y fue atendida por la misma doctora. En ésta ocasión, la doctora le diagnostica que tiene gota.
Tras recibir el correspondiente tratamiento farmacológico, la denunciante observó que los dolores no cesaban y el cuatro de mayo regresa a urgencias donde le practican la correspondiente analítica y tras comprobar que los resultado daban 500 gramos de azúcar en sangre diagnosticándole, al fin, pie diabético.
El 12 de mayo va al Arnau de Vilanova donde, siempre según la denunciante, le aseguran que si “se hubiera cogido a tiempo la enfermedad” hubiera tenido un pronóstico más favorable.
El 15 de mayo intervienen a la mujer de urgencia teniéndole que amputar un pie, curiosamente, el que no estaba afectado por la dureza.
Según varios profesionales sanitarios consultados por la denunciante si, la primera vez que fue al médico hubieran detectado que tenía diabetes tenía un 90% de posibilidades de no perder ninguna pierna. Desde 2002 ha durado la instrucción del caso, en todo este tiempo ha fallecido la paciente y es su maridoes quien ha tomado ahora las riendas de la acusación.

[ Vamos, unos linces estos medicos ‘abnegados’ ]
XXXLimagen La Mañana – Juzgan a tres médicos de la Seu por un error que costó un pie a una paciente

separador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s