La gran estafa mundial del calentamiento global (BBC, documental)

Hace unos días he leído un artículo de Fred Singer en el que se pone en tela de juicio el tan ajetreado cambio climático y, especialmente, la acción humana en el caso del calentamiento global del planeta. Por el interés que tiene en la polémica y contraste con las tesis oficialistas me parece importante reproducirlo

Imagino que en un futuro no demasiado distante, toda esta histeria habrá desaparecido, particularmente si el clima decide enfriarse—tal como lo hizo durante gran parte del siglo pasado; y debería tenerse encuenta de entrada de que no se ha calentado desde 1998. Las generaciones futuras mirarán hacia atrás a la locura actual y se preguntarán de qué se trataba todo eso y que intereses ocultos escondia

La película de Al Gore Una verdad inconveniente, se ha encontrado con su equivalente: un devastador documental exhibido recientemente en la televisión británica, que también ha sido visto por millones de personas en Internet.

Los argumentos científicos presentados en “La gran estafa del calentamiento global” pueden ser reseñados muy sucintamente:

No existe absolutamente ninguna prueba de que el calentamiento actual sea causado por el crecimiento de los gases de efecto invernadero de las actividades humanas, tal como la generación de energía de la combustión de carburantes.
Observaciones en núcleos de hielo demuestran que los aumentos de la temperatura han precedido a los incrementos en el CO2, por cientos de años, sugiriendo que el calentamiento de los océanos es una fuente importante del aumento del CO2 atmosférico. Tal como el dominante gas de efecto invernadero, el vapor de agua es más, mucho más importante que el CO2 , en cualquier caso, fuera de nuestro control.

Los modelos de efecto invernadero tampoco pueden explicar el enfriamiento observado durante gran parte del siglo pasado, ni los patrones de calentamiento observados—, los que denominamos “huellas digitales”.
Por ejemplo, la Antártida se está enfriando mientras que los modelos predicen calentamiento .
Y allí donde los modelos pronostican que la atmósfera media se calienta más rápido que la superficie, las observaciones muestran exactamente lo contrario.

Pero la mejor evidencia que tenemos apoya que son las causas naturales —, como los cambios en la nubosidad vinculados a las variaciones regulares en la actividad solar.
Así, el calentamiento actual es probablemente parte de un ciclo natural de calentamiento y enfriamiento climático que se remonta a casi un millón de años.
Ello explica el “período calido medieval” alrededor de 1.100 D.C., cuando los vikingos fueron capaces de establecerse en Groenlandia y realizar cultivos, y la “pequeña edad de hielo”, desde aproximadamente 1.400 a 1.850 D.C, que trajo inviernos severos y veranos fríos a Europa, con cosechas que fracasaron, hambrunas, enfermedades y miseria generalizada.

Se han realizado intentos para sostener que el calentamiento actual es “inusual”; un análisis espurio de los anillos de árboles y otra información de fuentes indirectas trató de negar la existencia de estos cambios climáticos históricos; pero el resultado de este denominado “palo de hockey”, que las temperaturas terrestres han sido constantes hasta las décadas recientes, ha sido en la actualidad ampliamente desacreditado
.
Si la causa del calentamiento es en gran parte natural, entonces es poco lo que podemos hacer al respecto.
No podemos influir en el inconstante sol, el origen probable de la mayor parte de la variabilidad climática.

Ninguno de los planes de mitigación actualmente circulando por ahí servirá de algo; son todos irrelevantes, inútiles e insensatamente costosos:

– El control de las emisiones de CO2, ya sea mediante el racionamiento o la elaboración de esquemas de limites e intercambio
– La antieconómica energía “alternativa”, tal como el etanol y la poco práctica “economía del hidrógeno”
– Instalaciones masivas de turbinas de viento y colectoras solares
– Proyectos propuestos para el secuestro del CO2 de las chimeneas o incluso de la atmósfera

Esconden proyectos industriales enormes, y por lo tanto monstruosos beneficios para quienes los llevan a cabo (multinacionales o cercanos al poder politico)
Irónicamente, todos estos planes serían ineficaces incluso si fuese cierto que el CO2 fuese responsable de la tendencia de calentamiento observada —a menos que pudiésemos persuadir a cada nación, incluida China , de recortar el uso de combustible ¡un 80 por ciento!

3. Finalmente, nadie puede demostrar que un clima más cálido produciría impactos negativos en general.
La muy temida subida en los niveles del mar no parece depender de las modificaciones de la temperatura en el corto plazo, dado que los aumentos del nivel mar han sido permanentes desde la última edad de hielo, hace 10.000 años.
De hecho, muchos economistas sostienen que lo opuesto es más probable—que el calentamiento produzca un beneficio neto, que incremente los ingresos y los estándares de vida.

Todos concuerdan en que un clima más frío sería malo. ¿Por lo tanto por qué el clima actual sería el óptimo?

Pero el mensaje principal de La gran estafa del calentamiento global es mucho más amplio. ¿Por qué deberíamos dedicar nuestros escasos recursos a lo que esencialmente no es un problema ?, mientras se ignoran a la vez los verdaderos problemas que enfrenta el mundo: hambruna en el tercer mundo, enfermedades endemicas, falta de derechos humanos—, por no mencionar a las amenazas del terrorismo y las armas nucleares, y las guerras por interes economico ?

No obstante los políticos y las elites economicas en gran parte del mundo prefieren entretenerse con el calentamiento y dedicar nuestros limitados recursos a los temas de moda (alguien se acuerda ya de la capa de ozono ?), en vez de concentrarse en los reales.

Tan solo considérense las espeluznantes predicciones que emanan de figuras mundiales (supuestamente) responsables: el científico en jefe del Partido Laborista de Gran Bretaña nos dice que a menos que impermeabilicemos nuestras casas y usemos bombillas de luz más eficientes, la Antártida será el único continente habitable para 2100, con unas pocas parejas reproductoras sobrevivientes propagando a la raza humana. ¡En serio!

Imagino que en un futuro no demasiado distante, toda esta histeria habrá desaparecido, particularmente si el clima decide enfriarse—tal como lo hizo durante gran parte del siglo pasado; debería tomarse nota aquí que no se ha calentado desde 1998. Las generaciones futuras mirarán hacia atrás a la locura actual y se preguntarán de qué se trataba todo eso. Tendrán películas como Una verdad inconveniente y documentales como La gran estafa del calentamiento global para recordárselo.

Fred Singer , físico atmosférico, es Investigador Asociado en The Independent Institute, Profesor Emérito de Ciencias Medio Ambientales en la University of Virginia, Académico Adjunto en el National Center for Policy Analysis, y ex director del U.S. Weather Satellite Service. Es también autor de Hot Talk, Cold Science: Global Warming´s Unfinished Debate (The Independent Institute, 1998).
XXXLimagen Fred Singer, wikipedia

separador

8 Respuestas a “La gran estafa mundial del calentamiento global (BBC, documental)

  1. debo respetuosamente, señalar que estoy totalmente en desacuerdo con lo aqui planteado ya que parece mas bien retorico y especulativo.
    todo el que estuio un poco el comportamiento ambiental y las actividades humanas puede constatar lo evidente que es nuestro aporte a la degradacion ambiental lo cual atenta la sostenibilidad de lavida en este planeta.
    esto parece mas bien una teoria de proteccion al consumismo en favor de los sectores que comercian con las nesesides humanas a coste de lo que sea… y como este mismo articulo señala las futuras generaciones sabran quien dice la verdad y pueda ser que lo descubran cuando todavia haya tiempo para actuar en favor de este maravilloso planeta….

  2. Puede que este documental sea un tanto impactante para algunos sectores de la sociedad pero porqué pensar que no nos estan mintiendo ya que como es sabido todo lo que las personas perciben es lo que nos quien comunicar es decir como saber que es lo verdadero como saber si esta es o no la verdad. Creo que no hay que despreciar el impacto que provoca el ser humano considerando cada actividad y los procesos industriales que realizamos, los desechos quimicos, fisicos y biologicos que cada dia se acumulan sin tener los planes de manejo adecuados para su tramiento.
    Aunque parezca que el hombre es el destructor de todo no hay que alejar de nuestras mentes la idea de un ciclo natural que se ve intensificado por la accion del hombre.
    La solucion ha este claro problema es a muy largo plazo se necesitan profesional idoneos en temas medioambientale sque puedan y tengan la capacidad de manejar los desastres madioambientales y los componentes de una sociedad, ya que no podemos trabajar solo con la reconstruccion sino arreglamos el problema de fondo que es la manera en que ser ve y utiliza su entorno hay que cambiar la mentalidad de las personas para llegar a un desarrollo sustentable de los paises.

  3. De acuerdo con Kato y Alexander.
    Lo mas importante de la campaña de Gore es la toma de conciencia por parte de las futuras generaciones (los niños de hoy) acerca de tener un comportamiento ambiental responsable. De las generaciones actuales, como esta visto, poco se puede esperar. Afortunadamente siempre hay personas que siguen luchando con una convicción inquebrantable.

  4. Entonces se trata de adoctrinamiento de las masas para cambiar las costumbres consumistas actuales a traves del miedo a un desastre planetario(sea o no cierto, eso es lo de menos)… y pensar que sa criticaba a la Iglesia por lo mismo…

  5. Para los que escribieron, y claramente no han visto el documental, tomen en cuenta el que considero es el argumento más importante de estos “esfuerzos innecesarios por disminuir el CO2”: África quiere desarrollarse, Latinoamérica quiere desarrollarse, pero los países ricos les dicen: “¡cuidado! no uses tu petróleo, es un suicidio”. Me parece que hay que ser muy sin vegüenza para ser europeo, japonés o estadounidense y promover en África el uso de energía solar y eólica, las cuales son carísimas y no alcanzan para hacer funcionar optimamente una red eléctrica, mientras los países desarrollados disfrutan a destajo de la electricidad; o decirle a Brasil que no tale sus bosques amazónicos (y por ende que no desarrolle agricultura), para que todos los demás descarados que más contaminan puedan respirar tranquilos.

    Es evidente que los países desarrollados ya explotaron e hicieron los desastres naturales que se les dio la gana para conseguir sus niveles de vida actuales, y ahora que los tienen les dicen a los países en vías de desarrollo que “eso está mal”, y para rematar les venden “tecnologías limpias” carísimas que aumentan aún más la brecha de ingreso.

    Lo justo es que si quieren disminuir CO2 o lo que quieran, pídanselo a los más ricos, los países en vías de desarrollo también tienen derecho a conseguir mejores niveles de vida para sus habitantes.

    Ojo que Al Gore y sus secuases con sus campañas medioambientales sólo quieren mantener el status quo del escenario de dominancia económica actual.

    Saludos desde Chile (un país en vías de desarrollo con políticos inocentes que suscribieron el tratado de Kioto)

    Christian Valenzuela Jensen
    Estudiante de Ingeniería en Recursos Naturales

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s