¿Tiene sentido practicar Tai Chi?

SUBTITULO

XXXLimagen¿Qué sentido puede tener practicar tai chi hoy en día en la sociedad occidental; por ejemplo como arte de defensa?

En un momento en el que la tecnología moderna pone a nuestro servicio armas cada vez más sofisticadas…¿es útil aprender a defenderse con un arte marcial en el que como mucho se utilizan palos, cuchillos, espadas… y algunas armas más complejas pero todas de corto alcance?

¿Tiene sentido practicarlo uno o dos días por semana como si fuera un pasatiempo, y desvinculándolo de nuestra vida personal e íntima?.

En este caso, aunque lícito y completamente aceptable, no sería muy diferente de una gimnasia u otro tipo de ejercicio o deporte.

El tai chi está de moda en estos tiempos en occidente, pero no se sabe ubicar en nuestra sociedad como algo útil para vivir mejor (y no me quiero referir solamente a sentirnos bien y relajados al salir de clase).
Necesitamos pues un contexto en el cual encontrar un sentido a esta práctica; un contexto que sea cercano a nuestra manera de vivir y en el cual podamos encontrar recursos para afrontar de otra forma nuestro qué hacer cotidiano. La práctica, con el tiempo, no se limita únicamente a esas horas en que asistimos a clase semanalmente, la verdadera práctica está en las pequeñas y cotidianas cosas que hacemos cada día, en nuestra relación con nosotros mismos, con los demás, con nuestro trabajo, con el entorno…

Todos agradecemos las comodidades que la sociedad moderna y “desarrollada” en la que vivimos nos ofrece. Tenemos infinidad de facilidades que hacen que nuestra vida sea “mejor”; sin embargo… algo falla.
Hoy en día no hace falta tener un huerto ni salir a cazar para conseguir el alimento, sabemos que el supermercado nos lo proporcionará; si tenemos un trabajo medianamente bueno podremos tener una vida medianamente buena, con seguridad social incluida… y nos conformamos; nos sentimos más seguros si vivimos en un pueblo o una ciudad que en el medio del bosque con sus “peligros”, ya que tenemos quien nos protege…

Todas estas comodidades y otras que no tenía el hombre de hace 100, 200, 300… años, hacen que nuestra mente también se acomode, llenándose de pensamientos, recuerdos, actividades, planificaciones… perdiendo así la capacidad de vivir el presente. Nuestras emociones van pasando de la alegría a la tristeza, a la rabia u otro estado en un instante, debido a que nuestra mente no para de reaccionar a todo lo que va apareciendo en ella. Por último, ni que decir tiene que el cuerpo, el pobre, va como puede: pasamos de él o nos pasamos con él.

Nuestra forma de vida, influida como es natural por nuestra educación, cultura, raza, etc., busca continuamente el placer y el “bienestar”, rechazando cualquier tipo de “malestar”. Este malestar sería la enfermedad, la tensión, la muerte, todo tipo de dolor, la tristeza, la rabia, el miedo… todo lo que nos produzca alguna incomodidad, incluso el esfuerzo.

Pero hay algo más que puede ser interesante en el juego de la lucha, el empuje…(volviendo así al comienzo de este artículo): sobretodo en su modalidad libre, podemos darnos cuenta de que ponemos toda nuestra atención en el ejercicio, la mente puede estar en el aquí y ahora, y se puede relajar. Me refiero a que en el combate libre la amenaza de peligro es muy clara: si nos distraemos el compañero nos golpea o nos hace perder el equilibrio por ejemplo. Ante un peligro inminente estamos mucho más alerta…

El nivel de intensidad en estas prácticas depende de la experiencia de cada uno, sabiendo que nunca se llega a una situación “real”, pero sí a un punto suficiente en el que al estar y vivir el ejercicio la vivencia del mismo es única.
Puede que el tai chi, en sus orígenes, no fuera ideado para todo esto. Puede que únicamente fuera un camino espiritual y un arte de combate destinado sólo para unos cuantos monjes y familias determinadas. Pero debemos pensar que ha pasado mucho tiempo desde entonces, que es otra sociedad en la que vivimos (y no un monasterio) y creo que lo más interesante de cualquier arte es que no esté terminado, enterrado, muerto, sino en continua evolución. Me parece importante que el tai chi, sin perder su esencia, vaya adaptándose y desarrollándose con la sociedad en cada momento.
El tai chi no es un producto, algo que se puede comprar o vender; o no debería serlo. Es algo a vivir, a experimentar, a disfrutar y compartir…. Tampoco debería ser un fin a conseguir, sino una herramienta que, si somos hábiles, nos ayudará a poder comunicarnos con nosotros mismos, a conocernos mejor, a dejar de correr

Algo que nos enseña a vivir mejor y más plenamente la vida; “lo bueno y lo malo”. Creo que éste podría ser el sentido espiritual de nuestra práctica.

XXXLimagenTai Chi en la Wikipedia /// ¿Tiene sentido practicar Tai Chi?

separador

Una respuesta a “¿Tiene sentido practicar Tai Chi?

  1. ¿Dejará de tener sentido? Como no va a tener sentido practicar artes marciales (y me refiero en general, puesto que se puede decir que todas son de corto alcance) No sé en cuantas peleas has estado, pero yo en unas cuantas (no es para fardar, desgraciadamente vivo en una mala zona) y te puedo asegurar que de no haber sabido manejarme, no sé donde estaría ahora, de hecho, la mayoria de veces que alguiente tiene que defenderse en la calle es a corto alcance, bien frente a otros puños o bien frente a algo bastante afilado.

    Coincido en que el Taiji puede ser un deporte excelente, pero si no se prueban todas sus vertientes no se puede obtener su máximo beneficio.

    La esencia del Taiji es el combate, puesto que es un arte marcial, además de sus variaciones espirituales y meditativas, es un todo. Si se le quita la parte marcial, te cargas el taiji. Bueno, de hecho lo que se enseña ahora es Tai Chi cuando el nombre real de este arte es conocido como 太极拳 Taiji Quan o último puño supremo. El Tai Chi ya es una adaptación para el mundo moderno, convertido en una especie de gimnasia sueca, de hecho solo hay que tratar de buscar cualquier gimnasio que lo enseñen como arte marcial, los cuales se pueden contar con los dedos, sin embargo, Tai Chi… practicamente en cada gimnasio. Deseo concedido😉

    Sinceramente, coincido en tu opinión espiritual del Tai Chi, pero no en obviar su esencia marcial.

    Un saludo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s