Que es benfotiamina?




La benfotiamina es un derivado de la vitamina B1 que se metaboliza en el organismo después de ser absorvida rápida y completamente por el tracto digestivo. Al ser lipofilico, su absorción y biodisponibilidad son superiores a los de la vitamina B1.

La benfotiamina es mucho más potente que la tiamina (vitamina B1) con una estructura muy especifica que le permite atravesar las membranas celulares con mucha facilidad. En consecuencia, la benfotiamina se absorbe mucho mejor (de 5 a 25 veces más ) que la tiamina y permanece en el organismo durante mucho más tiempo.

La benfotiamina se utiliza por lo tanto para paliar las carencias tradicionales de vitamina B1 con mucha mayor eficacia que la tiamina en sí.

Sin embargo su principal interés reside en otro aspecto: La benfotiamina es un extraordinario inhibidor de la formación de productos de glicación avanzada (“AGE” del inglés Advanced Glycation Endproducts). En efecto, la benfotiamina permite triplicar la concentración de la enzima endógena transketolasa que degrada a los “AGE” transformándolos en compuestos inofensivos.

Este avance es especialmente importante para las personas diabéticas cuyos nervios, vasos sanguíneos, ojos y riñones constituyen la meta principal de los “AGE”: la toma regular de benfotiamina les permite mejorar, de forma significativa su calidad de vida tal y como lo demuestran varios estudios controlados.

La benfotiamina es un admirable inhibidor de los “AGE”, probado con éxito no solamente in vitro y sobre animales sino también sobre el ser humano.

La benfotiamina puede además, así como la carnosina o el ácido lipoico, pertenecer al arsenal de todos aquellos que quieren evitar la ineluctable caramelización de sus tejidos.
La glicación (caramelización de las células) es, en efecto, junto con la oxidación, el segundo mecanismo fundamental de la degradación bioquímica asociada con el envejecimiento, pero los compuestos que permiten eliminarla son menos numerosos y menos conocidos.

La benfotiamina se utiliza como fuente de vitamina B1 en estados carenciales o para el tratamiento de neuritis en las que la vitamina B1 parece tener algún efecto beneficioso.

La dosis adecuada de benfotiamina puede ser diferente para cada persona. Dosis oral habitual en adultos: 100 mg/día que pueden aumentarse a 300 mg/día.

Contraindicaciones
No existen contraindicaciones para el uso de este preparado, que puede ser empleado en todas las circunstancias patológicas o fisiológicas, incluyendo el embarazo.

Los efectos adversos de la benfotiamina son, en general, leves y transitorios. En caso de gastritis, se administrará después de las comidas. El exceso de benfotiamina puede causar una reacción alérgica grave (shock anafiláctico). No debe utilizarse en caso de alergia a la benfotiamina. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar este medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

separador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s