Sin receta mágica contra la obesidad

La medicación para el exceso de peso ha mejorado mucho con una nueva familia de fármacos, pero siguen sin conseguirse resultados sin una dieta equilibrada y ejercicio El 54% de la población española, los afectados por sobrepeso u obesidad, darían cualquier cosa por leer en este periódico, o en cualquier otro, el descubrimiento de un fármaco que acabara con los kilos de más; sin dietas, sin ejercicio y sin fuerza de voluntad, ese medicamento no existe A pesar de esta evidencia, la lucha farmacológica contra la obesidad ha dado, en los últimos años, pasos de gigante. Antes de acabar la década, dos medicamentos pertenecientes a una nueva familia, los antagonistas selectivos de los receptores CB1, estarán a disposición de los usuarios que necesiten perder peso y que estén dispuestos, eso sí, a cambiar sus hábitos de alimentación y de práctica deportiva. Condición indispensable: no deben sufrir depresión, el trastorno psiquiátrico más frecuente en la actualidad. Esta innovadora clase terapéutica bloquea los receptores endocanabinoides, los mismos que se activan con el consumo de los derivados del cannabis. Cuando se hace uso de la marihuana, el individuo experimenta sensación de subidón y hambre; el hecho de que se den estos efectos implica la existencia de receptores . El sistema endocanabinoide, donde están estos receptores, está normalmente inhibido y se activa en determinadas ocasiones en las personas obesas “siempre está activado” lo que implica que, a veces, no sientan saciedad. Al investigar estos receptores se descubrió que no sólo estaban en el sistema nervioso central, sino también en el tejido adiposo y en otras partes del organismo La ventaja fundamental de estos fármacos es que mejoran los parámetros de riesgo cardiovascular como el colesterol o el control de la glucosa. Los expertos exigen que los nuevos medicamentos estén financiados por la Seguridad Social, algo que no sucede con los dos ya existentes, en teoría porque la pérdida de peso no es lo suficientemente elevada (no supone más de 5% delpeso al año). Por último, una advertencia: antes de recetar ningún medicamento, un buen endocrino ha de recomendar al paciente dieta y ejercicio durante dos meses. Si esta medida falla, es cuando se podrá recurrir a los fármacos.

separador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s